Símbolos Patrios de Cojedes

Los Símbolos Patrios del estado Cojedes, representan la riqueza del suelo de la región, la pureza, la fe del pueblo, la constancia, la fuerza, el ardimiento, el valor y la intrepidez de quienes vertieron su sangre sobre esta tierra y los hechos históricos que acontecieron en ella. Al mismo tiempo, recuerda el agua en tiempo de abundancia aludiendo a la generosidad de las fuentes hídricas del Estado que no sólo calman su sed, sino la de la región a la que pertenece y nos recuerda la gesta heroica de la Batalla de Taguanes en 1813 y los preparativos de la Batalla de Carabobo en 1821.

Símbolos Patrios de Cojedes

Se encuentra ubicado en el centro-oeste de Venezuela. Limita al norte con los estados Lara, Yaracuy y Carabobo, al oeste con el estado Portuguesa, al sur con el estado Barinas, al este con el estado Guárico.

Actualmente Dividido Político-territorialmente, en nueve municipios y quince parroquias. Su capital es San Carlos y sus Municipios: Anzoátegui, Falcón, Girardot, Pao de San Juan Bautista, Lima Blanco, Ricaurte, Rómulo Gallegos, San Carlos y Tinaco. Con una superficie de 14.800 Km2 ocupa el 1,62% del territorio nacional.

Desde los tiempos de la dominación hispana, Cojedes formó parte de la antigua provincia de Caracas. Luego de constituirse la Gran Colombia queda integrado a la provincia de Carabobo hasta 1856 cuando es convertida en una entidad autónoma con el nombre de provincia de Cojedes.

La definitiva integración y autonomía se cumple a partir de la Constitución de 1909 cuando es designado estado Cojedes, nombre con el cual se conoce en la actualidad.

Deriva su nombre del río Cojedes que es el mismo que nace con el nombre de río Turbio; pasa por Barquisimeto y surge en la vertiente norte de la sierra de Portuguesa; al llegar a la planicie de Barquisimeto recibe el caudal de Río Claro y así se va hasta ingresar a territorio de Cojedes, donde se le unen el Tucuragua y el Nirgua.

La base económica de la entidad, está orientada a la ganadería extensiva. En el sector pecuario dominan la ganadería bovina y porcina. Una quinta parte del territorio cojedeño está pastoreado por rebaños de diferentes tipos. El ganado constituyó durante siglos la única alternativa de ocupación del espacio.

La economía se completa con la producción de leche, queso, cultivos de arroz, tabaco, ajonjolí (sésamo), algodón, maíz, yuca y explotación forestal. Hay algunos yacimientos de granito en El Baúl. En el norte, gracias a la carretera de los llanos hay una importante actividad comercial en San Carlos y Tinaquillo.

Su clima es cálido y pertenece al sistema geográfico de los Llanos Centrales junto con el estado Guárico.

La vegetación está constituida por grandes extensiones de llanuras pobladas de bosques y sabanas que predominan el paisaje, en donde además se encuentran extensos hatos de ganado bovino, uno de los principales recursos económicos del estado.

El estado Cojedes cuenta con importantes fuentes de agua, como lo es la represa del Pao, ubicada en el municipio Pao, la cual cuenta con más de 1.500 hectáreas y surte de agua a los estado Aragua y Carabobo.

Pero en esta entidad llanera también corren importantes ríos:

  • Río Cojedes, con 340 km, afluente del Portuguesa, y el Pao.
  • Río San Carlos.
  • Río Tirgua.
  • Río Tinaco.
  • Río Macapo.
  • Río Tamanaco.

En el área turística se encuentran Patrimonios Edificados:

  • Casa La Blanquera.
  • Interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro.
  • Iglesia Inmaculada Concepción (Catedral de San Carlos).
  • Iglesia Nuestra Señora del Socorro de Tinaquillo.
  • Ruinas del Beaterio o Colegio de Educandas de El Pao.
  • Monumento de la Divina Pastora, Patrona del Estado en la Redoma de Libertad Municipio Ricaurte.
  • Santuario Divina Pastora en Libertad de Cojedes.
  • El Autódromo de San Carlos.
  • Laboratorio de Referencia Nacional “Paula Correa Rodríguez” ubicado en el municipio Tinaco, es el primer laboratorio de diagnóstico fitosanitario y zoosanitario de Suramérica con referencia nacional e internacional.

Bandera


Bandera de Cojedes

La bandera del estado Cojedes está dividida en tres franjas horizontales:

La de color naranja, que ocupa 4/6 partes del campo, combina los valores representados por los colores amarillo y rojo: riqueza del suelo de la región, la pureza, la fe del pueblo, la constancia, la fuerza, el ardimiento, el valor y la intrepidez de quienes vertieron su sangre sobre esta tierra y los hechos históricos que acontecieron en ella.

La franja negra ocupa 1/6 bajo la de color naranja y simboliza el temple férreo del metal, la ciencia, la industria y la fortaleza para los cojedeños, como recuerdo del laborioso empeño de sus antecesores.
Representa también el tesón y los valores espirituales de sus gentes e igualmente su afán por conservar y multiplicar las riquezas naturales del Estado.

La franja azul que completa el sexto restante y el círculo del mismo color simbolizan el realismo, la majestad y la hermosura, mientras representa el firmamento que cubre la tierra cojedeña y los valores propios de su estirpe. Al mismo tiempo, recuerda el agua en tiempo de abundancia aludiendo a la generosidad de las fuentes hídricas del Estado que no sólo calman su sed, sino la de la región a la que pertenece.

El sol de color amarillo oro recuerda la gesta heroica de la Batalla de Taguanes en 1813 y los preparativos de la Batalla de Carabobo en 1821: sus rayos fulgurantes evocan las lanzas de los llaneros de la gesta emancipadora y los flameantes rememoran el fuego patriótico que ardió y arderá en el corazón del pueblo cojedeño

Escudo


Escudo de Cojedes

El Escudo de armas cojedeño, consiste en un sello circular simple en color azul donde aparece una semblanza del paisaje predominante en la región. Sobre la fina alfombra de llanura, resaltan a intervalos grupos de palmeras y árboles diversos que revelan la fertilidad del suelo cojedeño, cruzado en barra (de izquierda a derecha del escudo) por una ondulante cinta de plata que representa un río navegable por donde circula la fuerza que impulsa el comercio de la entidad federal. Allí se destaca de pie un magnífico toro negro con las astas y pezuñas en oro que domina con su mirada la inmensidad del llano, para simbolizar la prosperidad de la ganadería: fuente principal de la riqueza del Estado Cojedes.

En el borde derecho superior y sobre el horizonte, dos garzas blancas levantan el vuelo ante el primer resplandor de la aurora, mientras que en el borde izquierdo superior resalta la constelación de Orión que domina el cielo cojedeño la mayor parte del año, para representar a los héroes de esta tierra que contribuyeron con su coraje y con su sangre a forjar el destino de la nación venezolana.

Como ornamentos exteriores, el escudo presenta un sol esplendente como cimera, símbolo de gloria que ilumina la “voz de guerra” latina “AD SUM” (“Estoy Presente”) que a manera de timbre representa la actitud de los cojedeños ante la historia: prestos y firmes para derramar su sangre como antes para defender las causas del Derecho y de la Libertad.

La corona de laurel que circunda el campo y los trofeos de guerra, cuatro lanzas y dos fusiles con bayoneta calada cruzados en sotuer (aspa) detrás del escudo, simbolizan las victorias que alcanzaron los cojedeños en la lucha por la emancipación nacional. Los gallardetes escarlata que envuelven la corona y la sujetan bajo el escudo, llevan como divisas las efemérides “28 de Marzo de 1864”, fecha en la que se sancionó la Constitución Federal y “4 de Agosto de 1909”, fecha de la creación del Estado y además, los nombres de los municipios que lo integran “LIMA BLANCO”, “ANZOÁTEGUI”, ”TINACO”, “PAO”, “SAN CARLOS”, “FALCÓN”, “GIRARDOT”, “RICAURTE” Y “ROMULO GALLEGOS”.

Himno


Letra: Mauricio Pérez Lazo
Música: Miguel Ángel Granado

CORO
En las pampas que surca el Cojedes
y fecundan los rayos del sol,
paz y leyes proclama el llanero
libertad y derecho y honor.(bis)

I
Defendamos la patria gloriosa,
que Bolívar el grande fundó;
invencible será nuestro empuje
si nos brinda su fuerza la unión.

II
Esta libre región ha grabado
con buril de diamante y de luz,
coruscante renglón de luceros,
que proclama su excelsa virtud.

III
Y proezas de homérica lucha,
con que el rudo centauro libró,
el rebaño, la ubérrima pampa
y la choza que amor le brindó.

IV
Si de audaz extranjero la planta
nuestro suelo pretende ultrajar,
Carabobo sus rayos fulmine,
deje oír su fragor Boyacá.

V
Las Queseras repitan su asombro,
de Pichincha retumbe el cañón:
recordemos el Sol de Ayacucho
que la América libre alumbró.

VI
Y que somos los hijos aquellos
que en la tierra del Inca infeliz,
con su lanza blasón esculpieron
en el campo inmortal de Junín.

VII
Mientras tanto el arado empuñemos
Bajo el sol que madura la mies:
el trabajo es el numen propicio
genitor de la dicha y el bien.

VIII
De la paz bajo el trono de armiños,
la justicia levanta su altar
y florece lozano y altivo
de Minerva laurel inmortal.